Champions League: Ancelotti: “Jugamos muy mal” | Deportes

Los jugadores del Real Madrid y el Shakhtar antes de que empezara el partido.
Los jugadores del Real Madrid y el Shakhtar antes de que empezara el partido.ALEKSANDRA SZMIGIEL (REUTERS)

Que algo tan pueril como el aterrizaje sobre la hierba de un avión de papel blanco fuera vitoreado por toda la parte trasera del estadio del Legia, ocupado en buena parte por refugiados ucranianos, dio cuenta de las connotaciones muy especiales que envolvieron la noche de Varsovia tras la intensificación del ataque militar ruso al otro lado de la frontera. Que no iba a ser solo un partido de fútbol quedó claro tan pronto como los jugadores saltaron al campo. En las gradas se dibujaron con cartulinas —luego aviones— una bandera ucraniana y una polaca como bienvenida a ambos equipos y mensaje al mundo en momentos tan críticos. “El fútbol nos ha unido a todos”, sonaba por megafonía en la previa de una noche a la que le quedaban 30 segundos para acabar en un cuento de hadas perfecto del Shakhtar.

Shakhtar

1

Anatolii Trubin, Valerii Bondar, Bogdan Mykhaylichenko, Matvyenko, Yukhym Konoplia, Sudakov (Neven Durasek, min. 80), Mykhailo Mudryk (Ivan Petryak, min. 84), Zubkov (Lucas Taylor Maia, min. 81), Stepanenko, Artem Bondarenko y Lassina Traoré (Danylo Sikan, min. 76)

1

Real Madrid

Andriy Lunin, Ferland Mendy (Alaba, minuto 67), Nacho, Rüdiger, Lucas Vazquez, Aurelien Tchouameni (Modric, minuto 56), Federico Valverde (Camavinga, minuto 67), Hazard (Vinicius Junior, minuto 56) Kroos, Rodrygo (Marco Asensio, 67′) y Benzema

metas 1-0 min.45: Zubkov. 1-1 min 94: Rudiger.

Árbitro orel grinfeeld

tarjetas amarillas Yukhym Konoplia (min. 15), Eder Militao (min. 84), Artem Bondarenko (min. 87) y Kroos (min. 89)

Cuando el balón empezó a rodar, sin embargo, no todo lo que salía de la grada tenía ese aire ingenuo. “Ruska kurwa” (“Fucking Russia”) y “Jebac Putina” (“Fuck Putin”) gritaron la gran mayoría, cánticos también comunes en la liga polaca. Las referencias al régimen ruso fueron constantes, sobre todo en una primera parte más plana sobre el campo. Más tarde, con el 1-0 de Zubkov a los 30 segundos de la reanudación, el fútbol puro abrió un hueco en medio del reclamo.

En cuanto a su negocio, Carlo Ancelotti no se anduvo con rodeos. “Jugamos muy mal esta noche”, declaró el técnico blanco que, sin embargo, no abundó en los motivos. “A veces pasa, explicarlo es bastante difícil. El partido estaba controlado, pero con el 1-0 perdimos el equilibrio y sufrimos en los contraataques. Lo bueno es que ganarnos es muy difícil. Lo importante es no rendirse. Estamos en octavos y lo hemos cumplido”, resumió aliviado. “En defensa hemos sufrido mucho porque nos han pillado muchas veces al contragolpe”, amplió Nacho, que reconoció las dificultades del Madrid también en ataque. “Nos ha costado marcar goles en los últimos partidos”, advirtió.

En tareas ofensivas anduvo Eden Hazard, un exiliado del fútbol desde hace tres años que volvió a marcharse muy tocado por la noche. Tras cinco partidos seguidos sin oler a verde y dividiendo los asientos en el banquillo con sus compañeros, el belga fue reclutado en una cita rotatoria y colocado en el centro, por detrás de Benzema. Su banda izquierda la perdió hace tiempo en beneficio de Vinicius y, si no, la creciente RodrygoComo este martes. Al exjugador del Chelsea solo le queda una vida errante, en el mejor de los casos, y espera una luzque de nuevo estuvo muy lejos de llegar en el viaje a Polonia.

Vacío de peligro

Su fútbol era igual de plano y la paciencia de Ancelotti igual de escasa. Nada más perderse en el marcador, Hazard estaba fuera y Vinicius entraba, como reflejo, sin apenas tiempo para que el brasileño calentara. “Él y Benzema tuvieron problemas porque cerraron bien. Eden hizo lo suyo, cumplió. Estaba previsto cambiar a los 60 minutos, en el banquillo tenía mucha energía”, justificó Carletto tras otra actuación decepcionante del fichaje más caro de la historia del club (115 millones). Desde que llegó en 2019 ha jugado el 23% de los minutos posibles y esta temporada apenas ha rematado dos veces a puerta, según cifras del analista de datos MisterChip. Hace un mes, una más que discreta actuación de Hazard ante el Mallorca en casa precedió a cinco partidos al sol. “Nada ha cambiado de cara al futuro”, respondió aquella tarde el técnico italiano, una respuesta y posteriores decisiones técnicas que delatan la evidente falta de expectativas de Carletto con el belga.

Nos está costando marcar un gol en los últimos partidos

nacho

Hazard falló y estuvo a punto de hacerlo también el Madrid, aliviado con una de las tácticas más antiguas del fútbol: enviar al central al área a perseguir los balones al bote. Kroos pidió a Rüdiger, puso el balón en el aire y el central remató al arco y, de paso, al portero ucraniano, Trubin. Gol y 20 puntos junto al ojo izquierdo. Hoy o mañana habrá pruebas para ver si tiene algún tipo de fractura. “Es consciente, habla y sonríe porque ha marcado un gol importante”, señaló Ancelotti.

Algo que le dio al Madrid la clasificación a octavos de final (no ha fallado en ninguno de sus 31 intentos) tras una mala actuación, nada que ver con la versión dinámica y apremiante de hace una semana en la Castellana, donde descargó 36 tiros. (14 a puerta). Sólo con las prisas y con todos los jugadores principales incorporados a modo de urgencia (Vinicius, Modric y Alaba) pudo atrapar el empate. “En el descanso hablamos de empezar bien y nos marcaron un gol. Nos costó trenzar por dentro y nos hicieron daño en la contra”, analizó Lucas Vázquez. El campeón contuvo daño y el Shakhtar se despidió orgulloso. Su tribuna siguió todo el partido intentando volar aviones de papel, sin mucha suerte. Estaba a punto de cerrar un cuento de hadas casi perfecto. “Estoy orgulloso y triste al mismo tiempo. Dadas las circunstancias de los últimos días, no es fácil para los jugadores hacer lo que han hecho”, dijo el entrenador del Shakhtar, Igor Jovicevic.

Puedes seguir EL PAÍS Deportes en Facebook y Gorjeoel apuntarte aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*