lo suyo es puro flamenco

No hay nada más nuestro que el flamenco. Ese arte del zorongo y el zapateo, del quejío y los dedos escarolados, del alboroto del mantón y la bulería. Pocas cosas se sienten tan cerca y tan cerca de todos como el legado de Camarones De La Isla, Paco de Lucía, la Niña de los Peines o la Argentinita. Y el centenario que conviene destacar este año no se está conmemorando lo suficiente, porque en 1922 Lorca y Falla abrieron las puertas del mundo al flamenco y lo exaltaron como se merecía: como un arte de nivel, proyección, valor y estímulo. La noche del 13 al 14 de junio de ese año, el duende envolvió Granada con el mayor homenaje que se le ha rendido al cante jondoasí como frenó el declive de lo que Lorca definido como “el tesoro artístico de toda una raza”. Pues es un arte que, aun con poder y personalidad única, se enfrenta casi patológicamente a no recibir todo el crédito que se merece. “Los flamenco no se valora lo suficiente, necesita más reconocimiento por parte de las instituciones. La pandemia ha sido tremenda, y aunque hay muy buenos artistas, les está costando un trabajo tremendo salir adelante. Debería haber más representación en los teatros, en la programación, mucho más apoyo”, explica. Carmen Linares, una figura fundamental en este universo, a la RAZON. Y coincide con María Pagés, que también se toma unos minutos entre bambalinas para atendernos, y asegura que «en España, de donde es originario el flamenco, necesitamos un reconocimiento institucional y social. Que la gente acepte este arte como propio, que lo valore». Ambas artistas, mujeres imprescindibles del flamenco, la primera con el cante, la segunda con el baile, hablan por separado con este periódico vía telefónica, pero coinciden en esta afirmación. Y qué mejor forma de difundirlo, de dar voz a esa necesidad, que a través de un reconocimiento que podría ser el primero de muchos otros: recibe este viernes el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2022un galardón que destaca cómo «la obra de Linares y Pagés ha ensanchado el cante y el baile desde el respeto a la tradiciónapostando por ampliar sus canales expresivos”, dictaminó el jurado.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*