VPH: la enfermedad de transmisión sexual que puede causar cáncer – Salud

El virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más común. Hay alrededor de 200 variantes de VPH, pero solo 14 de ellas, especialmente VPH16 y VPH18., son los de mayor riesgo oncogénico y los que tienen más probabilidades de derivar en cáncer de ano, pene, vagina, vulva, orofaringe o, con mayor frecuencia, cáncer de cuello uterino.

Para prevenir una infección, es necesario mantener la profilaxis al tener relaciones sexuales. Sin embargo, los especialistas destacan que la mejor forma de protegerse es aplicándose la vacuna contra el VPH.

“La infección por VPH es la transmisión sexual o vertical de madre a hijo a través del paso por un canal de parto con condilomatosis. Durante el contacto sexual, el virus que se encuentra en las secreciones, en la superficie de las mucosas o del tejido afectado, penetra por zonas con microlesiones. Aunque, en un tejido sano e inmunológicamente fuerte, por mucho que sea el virus, no siempre será contagioso”, explica Andrea Velazco, jefa de Patología Cervical del Servicio de Ginecología del Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina.

(Sigue leyendo:Desarrollan un test que detecta con mucha antelación el riesgo de cáncer de cuello uterino).

Una vez generado el contagio, la diferencia entre los VPH de bajo y alto riesgo oncogénico, es decir, los que tienen más o menos posibilidades de convertirse en cáncer, variará en función de la capacidad del virus para persistir en el tejido y alterar sus propiedades. . células. La gran pregunta es cómo diferenciarlos y de qué síntomas se debe estar alerta.
Por ejemplo, en países como Colombia, según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud en 2015 “Cada día mueren 700 mujeres víctimas del cuello uterino y además solo el 40 por ciento de los jóvenes entre 13 y 16 años saben cómo funciona el proceso para comprobar si están infectados”.

(Lea también:El cáncer ha crecido más del 15% en los últimos 5 años, dice el INC).

¿Cuáles son los síntomas del VPH?

La gran mayoría de las personas que contraen el VPH no presentan síntomas. pero que la manifestación clínica más frecuente son las verrugas en la zona genital, anal, bucal o de la garganta, según Velazco.

El virus del papiloma humano (VPH)

Si a una persona se le diagnostica una infección por VPH, no se hace nada, pero se tratan las enfermedades relacionadas.. Por ejemplo, las verrugas se tratan, no por su potencial malignidad, sino por la replicación viral, por la morbilidad que provocan y la alteración anatómica que provocan. Por otro lado, cuando el virus provoque una enfermedad preneoplásica, que puede ser una lesión intraepitelial escamosa de alto grado, lo que significa que hay células en el cuello uterino que son anormales o pueden volverse cancerosas, el tratamiento consistirá en la resección de las células afectadas. tejido. , dejando al paciente sano, sin enfermedad relacionada con el VPH, aunque podría seguir teniendo el virus en el organismo y puede volver a manifestarse en el futuro”, detalla Velazco.

(Te puede interesar:Enfermedades que se pueden transmitir durante el sexo oral sin preservativo).

Existen pruebas que pueden diagnosticar la infección por el virus VPH, así como determinar si esta variante es o no de alto riesgo oncogénico. “Podrías hacer una prueba de ADN del VPH y quedarte solo con pacientes que tienen VPH con alto riesgo oncogénico. Pero es una prueba costosa de usar para la investigación, aunque se usa en el primer mundo. Si no contamos con esta herramienta y como método de control debemos hacer el Papanicolaou (Papanicolaou), que busca cambios en las células del cuello uterino.”, indica Velazco.

El Papanicolaou, aunque es menos sensible que la prueba del VPH, es una excelente herramienta para la detección temprana de enfermedades precursoras del cáncer de cuello uterino, y debe comenzar a realizarse tres años después del inicio de las relaciones sexuales y hasta los 65 o 70 años. años, dice el especialista.

Vacunación contra el VPH, lejos de las cifras deseadas

En todo el país se aplicaron 20.587 dosis de vacunas contra el VPH, según datos preliminares.

Foto:

secretaria de salud

Durante la cumbre de los Objetivos de Desarrollo del Milenio que tuvo lugar en 2010 en Colombia, se anunció la introducción de la vacuna contra el VPH, que formaba parte de la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer y el Niño.

Es necesario desmitificar que contraer el virus tiene que ver con la promiscuidad o prejuicios por el estilo. Ese miedo a que uno sea señalado por tener VPH hace que muchos tampoco se controlen

Dicha estrategia se dividió en tres fases: la primera tuvo como objetivo educar a las niñas que estudian en colegios privados o públicos en el cuarto grado de primaria básica en esta materia, y en la segunda fase del proceso, se centró en la educación fuera de la escuela. escolares ubicadas en zonas urbanas y rurales, a partir de 2013.

En Colombia, la vacuna contra el cáncer de cuello uterino “Se aplica tres veces, ya que de esta manera se pretende evitar que esta enfermedad se desarrolle en una persona”, tal como lo indica Profamilia en su sitio web. Puede ser usado por mujeres y niñas de 10 años en adelante.

El cáncer de cuello uterino se presenta principalmente en dos períodos de la vida de una mujer, alrededor de los 30 a 35 años y otros después de los 45. Hay que tener en cuenta que los adolescentes son un grupo altamente vulnerable”, detalla Profamilia.

“Hablar del VPH es muy importante porque provoca cáncer, sobre todo alrededor de los 30 años. Es muy triste diagnosticar cáncer en una persona joven cuando esa persona pudo haber sido controlada o vacunada”, lamenta Carlos Humberto Pérez Moreno, presidente de la Federación Internacional de Patología Cervical y Colposcopía, quienes participaron en el 19º Seminario Latinoamericano de Periodismo en Ciencia y Salud organizado por Merck Sharp and Dohme.

(Pasto:Métodos para el sexo seguro / Sexo con Esther).

Por su parte, Andrea Schilling, ginecóloga obstetra, especialista en ginecología infanto-juvenil, quien también participó del evento, destaca un tema fundamental: “Uno de cada dos adultos sexualmente activos tuvo o tendrá el virus. Sin embargo, como enfermedad de transmisión sexual, todavía está estigmatizada y da vergüenza contraerla. Hay que desmitificar que contraer el virus tiene que ver con la promiscuidad o prejuicios así, porque ese miedo a ser señalado por tener VPH hace que muchos que no están vacunados tampoco se controlen”.

Mas noticias

La historia de amor detrás del Papanicolaou, la prueba que ha salvado vidas

Educación médica: más allá de la ciencia

Viruela del mono: se abre el camino para la llegada de 25.000 vacunas al país

Médicos que atienden a Yina Calderón hablan de su salud: ‘Estaba advertida’

EE. UU.: Ejecutan a un preso por apelar una condena por supuesta enfermedad mental

La Nación (Argentina) GDA

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*